Avisos de tercera guerra mundial con América Latina

El Mirador

Por Luis Céspedes Peña

La invasión que desarrolla Rusia en Ucrania, una nación europea, aclaró el ideal de involucrar a América Latina en los “ruidos” de una tercera guerra mundial.

La advertencia del Presidente ruso, Vladimir Putin, de observar los países que critican la guerra que le realiza su país a Ucrania, creó temores en casi todas las naciones latinoamericanas, lo que está provocando que éstas se acerquen más a Estados Unidos, incluida la República Dominicana, buscando más protección o simplemente promovida por la potencia del Norte.  

Ya hubo una reunión entre los Presidentes Luis Abinader, de República Dominicana,  de Costa Rica, Carlos Alvarado Quesada, y Panamá, Laurentino Cortizo Cohen, reconociendo a Estados Unidos como su aliado estratégico. ¿Socio estratégico para los negocios o para ser más fuertes todos unidos?

Ya el Presidente de Estados Unidos, Joe Biden, informó que Colombia será aceptada como miembro extra del Tratado para el Desarrollo del Atlántico Norte (OTAN). O sea, que ya la OTAN, compuesta por militares norteamericanos y las naciones europeas, estará al lado de Venezuela. De ahí, en toda la región.

Como si nada ocurriera, los latinoamericanos estamos envueltos en los “vientos” de tercera guerra mundial. ¡Ojalá nunca ocurra!

La reunión de los gobernantes de RD, Costa Rica y Panamá, busca fortalecer los vínculos de la mayoría de gobernantes de Latinoamérica con Estados Unidos. ¡Putin los atemorizó!

Se sabe que en Cuba y Venezuela hay armas rusas para guerras, incluidos aviones y barcos. Esa situación es penosa, porque sin que se haga mucho escándalo, separa de América Latina, aunque sea de manera sentimental, a esos dos países. Debemos admitir que el responsable de esa situación es Estados Unidos, que no supo manejar las confrontaciones ideológicas con los líderes de Cuba y Venezuela.

Nicaragua es el tercer país enfrentado a Estados Unidos, pero no tiene ninguna base militar rusa. El problema mayor es con Cuba y Venezuela. El embargo que Estados Unidos le tiene a Cuba, más que dar buenos resultados, unificó solidariamente a los latinoamericanos con los cubanos.

Como en Venezuela hay elecciones, Estados Unidos y sus aliados van a ir provocando el deterioro político del Presidente Nicolás Maduro o ambos gobiernos podrían aprovechar la guerra en Ucrania, como motivo, para desarrollar una buena negociación política. La guerra que libra Rusia en Ucrania, dejará muy debilitada la economía rusa, por lo que ésta no podrá darle a Venezuela el debido soporte económico, aunque sí militar. ¡Pero los venezolanos quieren paz y mejoramiento de su economía!

Es probable que Estados Unidos y sus aliados de América Latina, porque hay que no los son, como los casos de Venezuela, Cuba o Nicaragua, estén pensando formar un bloque o una Asociación de Naciones Latinoamericanas, para fortalecer sus Ejércitos para la defensa. ¡Pero esos países podrían ser arrastrados por los demás!

La amenaza del Presidente ruso, Vladimir Putin, en contra de los países que rechazan la guerra que Rusia le hace a Ucrania, frenará la expansión comercial que estaba logrando esa potencia en América Latina. Y si China, la otra gran potencia invade a Taiwán, como se comenta que podría ocurrir, también saldrá muy perjudicada en la región en materia comercial.  

No se descarta que la mayoría de gobiernos de América formen una coalición militar junto a Estados Unidos o una Asociación de Naciones con sus Islas, en virtud de que Rusia encabeza la Federación Rusa, compuesta por un conjunto de países, y Europa tiene la Unión Europea.

Los países asiáticos y África, con la zona árabe, por sus convicciones económicas o religiosas, forman parte de otro mundo social, aunque eso no los dejará fuera de una tercera guerra mundial, que no sería sólo en Europa, como las dos primeras, sino con la participación de los territorios de la mayoría de naciones. Es importante aclarar que tanto la primera guerra mundial como la segunda, fueron confrontaciones bélicas en Europa, con parte de África del Norte, las cuales no salieron de esos lugares.

Es por esa razón que decimos que la tercera guerra mundial, que esperamos nunca se produzca, sería la primera con esa categoría que tocaría a la mayoría de naciones.

¿Por qué? Porque con la capacidad tecnológica que tenemos en los actuales momentos, si Rusia ordenara el lanzamiento de misiles intercontinentales a Estados Unidos, los norteamericanos estarían respondiendo de la misma manera. Si Estados Unidos bombardeara a China, ésta haría lo mismo. Lo que queremos dejar establecido es que una primera guerra mundial, que llamarían tercera, alcanzaría a casi todos los países.  

¡Todos, incluyendo los Presidentes, estaríamos en grave peligro! Estamos escribiendo del presente, en virtud de que ese acontecimiento podría ocurrir en cientos de años o quizás nunca.  

Si eso sucediera ahora, que Dios nos libre, estaríamos hablando de la prima guerra mundial, cayendo misiles en casi todo el planeta. Lo mejor es trabajar por la solución de los principales problemas de los países y dejar a un lado las amenazas de este tipo de guerra. ¡Los pueblos quieren paz y desarrollo!

 El interés de Estados Unidos y otros países americanos, estaría en la formación de una coalición militar o una Asociación de Naciones Americanas con sus Islas, como explicamos antes, para convertirla así en una  nueva potencia. Leonel Fernández, cuando era Presidente, intentó formar un Bloque de Naciones Latinoamericanas, pero los propios Estados Unidos bloquearon la idea. ¡Ahora vemos el error que cometió Estados Unidos! 

 El crecimiento económico y militar de Rusia, es producto de las buenas gestiones de los más de 20 años en el poder del Presidente Putin. Pero no hay duda de que la invasión rusa a Ucrania, afectará severamente su prestigio y la economía de la nación ya es un desastre.  

La mayoría de personas rusas no comparte esa guerra, especialmente porque los ucranianos tienen como idioma oficial el ruso. Y la situación será peor, porque el gran apoyo que logró rápidamente Rusia en América, va a descender estrepitosamente a causa de una guerra, que es rechazada por la mayoría de los pueblos del mundo.  

Pero las crisis provocadas por guerras son importantes, porque ayudan a que los más poderosos reflexionen en torno a sus errores. Estados Unidos descuidó la región de América Latina, de la que forma parte, y ahí están los malos resultados.

Estados Unidos no copió los éxitos que le dejaron la Alianza Social para el Progreso, del asesinado Presidente John F. Kennedy, en la década de los 60, y la Iniciativa para el Desarrollo de la Cuenca del Caribe, del otro fallecido gobernante Ronald Wilson Reagan,  en los 80. La República Dominicana, como otros países de la región, fue grandemente beneficiada con esas políticas norteamericanas.   

Pero es más importante que, aunque hay que fortalecer las Fuerzas Armadas en la mayoría de naciones latinoamericanas, por los “vientos” de tercera guerra mundial, Estados Unidos disponga de más ayudas o inversiones en los países aliados naturales, como es el caso de República Dominicana.

¡Gracias por leernos!