Cadena perpetua y multa millonaria para Fuentes Ramírez, narco socio del ex presidente hondureño Hernández: sentencia en Nueva York

El narcotraficante hondureño Geovanny Fuentes Ramírez fue condenado ayer en Nueva York a cadena perpetua y una multa de $151,7 millones de dólares por enviar a Estados Unidos “toneladas” de cocaína en connivencia con altos cargos políticos, entre ellos el ahora ex presidente Juan Orlando Hernández.

“El camino de destrucción emprendido por Fuentes Ramírez tanto con la violencia como con inundar Estados Unidos con cocaína, ha llegado a su fin, y pasará su vida en una cárcel federal”, dijo el fiscal Damian Williams, en un comunicado al anunciar la condena impuesta por el juez instructor Kevin Castel.

“Geovanny Fuentes Ramírez fue hallado culpable de importar toneladas de cocaína a Estados Unidos y proteger sus negocios ilícitos con ametralladoras”, dijo el fallo. “Sobornó a altos funcionarios hondureños y fue responsable de actos brutales de violencia y asesinatos”.

Un jurado lo había hallado culpable en marzo de 2021, tras dos semanas de juicio. Días después, ese mismo mes, el ex diputado Juan Antonio “Tony” Hernández, hermano del ex mandatario, fue condenado por Estados Unidos a cadena perpetua y en ese momento se dijo que el gobierno de Honduras había contratado al poderoso bufete de abogados Arnold & Porter para influir a los fiscales del caso y evitar el fallo contra el acusado.

Tras esta nueva condena se va cerrando el cerco sobre el ahora ex presidente Hernández, quien dejó el cargo el pasado 27 de enero tras ocho años en el poder. El gobierno de EE.UU. reveló el lunes que desde julio lo había incluido en la lista de “actores corruptos y antidemocráticos”, lo que le hace inelegible para obtener un visado y poder entrar en territorio estadounidense.

Durante su juicio, Fuentes afirmó que el entonces presidente le dijo que iban a “meter la droga a los gringos en sus propias narices” sin que lo notaran, informó el Diario La Nación.

eldiario