China y Rusia también son dueños del pastel y con fuerte incidencia

POR RAMÓN  MARTÍNEZ 

rmhalcon@gmail.com

        Estados Unidos no se involucra directamente en la guerra contra Ucrania, porque tiene la la punta del iceberg metida en sus narices con Cuba, Venezuela y Nicaragua, entre otras naciones, que  son bases militares rusas.- 

NEW YORK.- La ambición desmedida y la insaciable sed de poder lleva a Estados Unidos a mantener una  constante lucha por el dominio mundial, en tierras ajenas y sus autoridades no se detienen a pensar que, por su culpa, los pequeños vecinos se convierten en los grandes e importantes aliados de nuestros enemigos.-

Desde que “cesó” la guerra fría Estados Unidos, vía los jefes de su Departamento de Estado, no se ha puesto a pensar, ni ha evitar el craso error que lleva Norteamérica a tener sus coterráneos como socios del enemigo.

Sur, Centro, y Latino-America; compuesta por más de 20  naciones y una población que supera los 640 millones de personas, ya no es la fiel y aliada natural de Estados Unidos y se han convertido en naciones contestatarias que desafían sin temor al imperio del Norte, porque sienten la protección del monstruo asiático y de los rusos.

Por múltiples factores, en esta región occidental del planeta, ya se “flotan” las banderas; también las inversiones, asesorías y ventas,  que provienen de China, Rusia y hasta de Irán.-

Es más, Estados Unidos ha sido desplazado por los chinos entre los más estratégicos y grandes mercados de esta importante zona.- Datos económicos  establecen que China tiene inversiones en el mundo que superan los 100 mil  millones de dólares.- Los negocios de China por aquí rondan el 17 por ciento.-

Los empresarios y las autoridades de Estado Unidos no han ponderado cómo los chinos conquistan el mercado local y expanden sus inversiones, pero mucho menos dan la importancia que tienen para esta nación Argentina, México, Brasil, Colombia, Bolivia, Venezuela, Chile, El Salvador, Nicaragua, Panamá, Ecuador,  Uruguay, entre otros, países.- 

China vendió en el 2020 más de 4 mil millones de dólares a todo esta gran región y ha ido invirtiendo en los renglones más puntuales de los países que conforman el “Tercer Mundo”,  avanzando con esto en su meticuloso  plan hegemónico,  ante un Estados Unidos que   sigue  “durmiéndose” en sus laureles.-

Se puede afirmar que las familias-personas de Latino-America se beneficia más de Estados Unidos, que Norteamérica de ellas.- Las remesas que generan y envían hacia sus países de origen los más de trece millones de hispanos sobrepasaron los 125 mil millones de dólares.-

En materia política y por culpa de los gobiernos corruptos, de Centro, Sur, el Caribe y America-Latina, la población -cuando vota- se ha ido inclinando por los partidos de “ideas progresistas” afines a Rusia y China.- Y el Pentágono no hace nada o no cree lo que está pasando en su nariz.- 

En términos políticos los gobiernos de Cuba, Venezuela, Nicaragua, entre otros, son enemigos declarados de Estados Unidos, y sin lugar a equívocos, estos pueblos por momentos son bases militares de Rusia, Irán  y China, dispuestos a los que le ordenen sus jefes.-

Ahora el mundo lo rige el poder económico y luego el militar.- Desde hace mucho tiempo Norteamérica no es el “amo del mundo”; y sin tirar un tiro China se ha colocado en el centro del mundo.-

Por eso Estados Unidos embarcarse en guerra directa en otros países contra Rusia, China, o Irán es muy peligroso ya que es un blanco perfecto de esos países  vía las bases militares – Cuba, Venezuela y Nicaragua entre otros.-