Día de las Madres en NYC marcado por una galopante inflación y una leve recuperación de industrias “dormidas” por la pandemia

Las familias hispanas de la ciudad de Nueva York celebrarán la tradición del Día de las Madres este 2022, sin mayores restricciones pandémicas, sin límites en el número de clientes en los restaurantes, pero esta vez sorteando otros límites: una histórica alza de precios.

En paralelo, reportes oficiales apuntan a que actividades vitales para la ciudad que se mantenían “dormidas”, como la industria del entretenimiento, la vida nocturna y el sector turístico, empezaron a despertar del letargo. En esta fórmula, se incluye también la recuperación de miles plazas de empleo.

Luego de la semana de San Valentín, estos días de primavera se convierten en la segunda temporada comercial del año, en donde los comerciantes de todos los sectores tienen expectativas de equilibrar sus cuentas, luego de un largo periodo de cierres y temores a las reuniones.

Tal es el caso de la comerciante y madre mexicana, Mariela Vivar, quien tiene la esperanza que este fin de semana repunten las ventas de sus artesanías, blusas artesanales y arreglos especiales preparados especialmente para esta ocasión.

“Ya tendremos este año una celebración normal. Ya incluso las escuelas retomaron sus fiestas por el día de la madre. Todo está más caro en todas partes, pero nuestra comunidad siempre trata de esforzarse por tener un detalle. Estamos optimistas de que vamos a progresar”, dijo la inmigrante poblana en un puesto ambulante en Jackson Heights.

Casi a la par del puesto de Mariela, la ecuatoriana María Vásquez miraba algunos detalles en una vitrina. En lo personal, decidió que por lo menos por esta semana, no puede gastar un centavo más.

“Recibí el cheque de mi trabajo, pagué la renta y me quedará solo para comer hasta la próxima semana. Mi hija me dio unas flores que preparó con su maestra. Y para mi eso es más que suficiente. Nada de restaurantes, ni comidas especiales este año ¡No se puede!”, comentó María.

Los índices inflacionarios siguen reaccionando al aumento en los precios de la gasolina impactados por la invasión rusa a Ucrania el pasado 24 de febrero. Ya antes, se había oficializado una escalada del 7.5% de los precios en el último año, el registro más alto en cuatro décadas, debido a las interrupciones en las cadenas de suministro.

Pero aunque la mayoría de las familias acusan un escenario abismal de subida de precios de alimentos y renta inmobiliaria en los primeros meses de 2022, el Contralor de la Ciudad de Nueva York, Brad Lander en su informe de Perspectivas Económicas y Fiscales publicado este mes de mayo, concluye que el índice inflacionario en la Gran Manzana todavía “se mantiene 2.4 puntos porcentuales por debajo del promedio nacional de 8.5%”.

Hasta marzo de 2022, los precios en los cinco condados de la ciudad de Nueva York crecieron un 6.1%, el nivel más alto desde febrero de 1991, pero todavía por debajo de otras ciudades.

Además, el mismo informe, destaca que el sector privado ganó 35,000 nuevos empleos en la ciudad de Nueva York en marzo de 2022. 

“Esta es una mejora de los 29,000 puestos de trabajo sumados en febrero y la pérdida de 6,000 plazas de empleo en enero”, describe el reporte del contralor.

Las cuentas oficiales derivadas de cruces con el Departamento de Trabajo del Estado de Nueva York precisan que la tasa de desempleo de la ciudad se redujo al 6.1 % en marzo, viniendo de un 6.6 % de febrero. Aunque se mantiene muy por encima de la de todo el país, cuya tasa se mantuvo 3.6 % en marzo.

eldiario