Ejército ucraniano advirtió que todavía no se descarta un ataque a gran escala contra Kiev

Rusia no detiene sus ataques sobre el territorio de Ucrania pese a la presión internacional. El presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, acusó a las tropas invasoras de utilizar bombas de fósforo en sus embestidas a objetivos en suelo ucraniano.

Por su parte, Estados Unidos y la Unión Europea anunciaron este viernes medidas para reducir la dependencia del gas ruso, mientras que Alemania ya avisó que quiere abandonar el carbón y el petróleo provenientes de Rusia, a raíz de la invasión.

Ante la creciente tensión, la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) anunció que equipará a sus fuerzas de combate desplegadas en el flanco oriental con protección contra amenazas químicas, biológicas y hasta nucleares, en el marco de la cumbre de líderes que se llevó a cabo en Bruselas.

Se espera la llegada a Varsovia del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, para reunirse con con su homólogo polaco, Andrzej Duda. El objetivo del mandatario norteamericano es mostrar el compromiso occidental contra la invasión lanzada por Rusia.

El Ejército de Ucrania señaló que, a pesar de que el avance ruso se ha estancado en las últimas jornadas, todavía no se descarta un ataque a gran escala contra la capital, Kiev.

Desde las Fuerzas Armadas ucranianas han relacionado el lento avance del Ejército ruso a la escasez de alimentos y combustible, así como a la propia resistencia de los soldados de Ucrania.

Sin embargo, desde la Inteligencia ucraniana se ha advertido de que Moscú estaba comenzando a disponer unidades especiales en Daguestán, una república rusa en el Cáucaso, cuyo objetivo sería tomar la capital ucraniana.

En las últimas jornadas, las Fuerzas Armadas ucranianas han informado de que sus tropas han logrado recuperar el control de varias posiciones y localidades en las inmediaciones de Kiev, si bien la situación en el este del país, en la región del Donbás, no es tan alentadora. Las autoridades han reconocido este mismo viernes que el Ejército ruso ha tomado el control de algunas ciudades de la región de Donetsk, y que otras localidades estaban siendo sitiadas, como es el caso de Mariúpol.

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, ha incidido en que los términos de las negociaciones con Moscú, en el marco de la invasión rusa, deben ser “justos”.

Zelenski ha remarcado que las conversaciones con Rusia deben ser serias y en las que se garantice la soberanía e integridad territorial de Ucrania, pues “el pueblo ucraniano no aceptará otras” condiciones que no sean esas.

El presidente ucraniano ha lanzado un mensaje a la nación en el que ha cifrado en más de 16.000 las bajas del Ejército ruso, por lo que ha instado a Moscú a “hablar”.

“Debemos hablar. Hablar de manera significativa. Urgentemente. Honestamente. Y por el bien de los resultados, no de perder el tiempo. Ya han muerto 16.000 militares rusos. ¿Para qué?”, señaló Zelensky, según recoge la agencia

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) ha anunciado que refuerza su apoyo humanitario en varios puntos de la geografía ucraniana, país al que ya ha destinado más de 500 toneladas de suministros médicos y alimentarios.

El organismo ha ampliado su respuesta en hasta diez puntos de Ucrania, incluida la capital, Kiev, y zonas donde se han intensificado los ataques rusos en las últimas jornadas, como Odesa o Dnipro, en el marco de la invasión rusa iniciada hace ya más de un mes.

“Los camiones se están moviendo por todo el país para proporcionar suministros médicos y otro tipo de asistencia, mientras que en los próximos días llegarán otros convoyes con ayuda esencial”, han explicado desde el CICR en un comunicado.

INFOBAE