El minúsculo país del Pacífico que puede volver realidad la temida búsqueda de minerales en el fondo del mar

¿Están las primeras minas en el fondo del océano cada vez más cerca de ser una realidad?

Nauru, una pequeña nación insular en el océano Pacífico, ha generado fuertes reacciones al exigir que las reglas para la minería en aguas profundas se acuerden en los próximos años.

Grupos ambientalistas advierten que esto podría conducir a una avalancha destructiva sobre los «nódulos» del fondo marino, ricos en minerales y buscados por las compañías mineras.

Pero según funcionarios de la Organización de Naciones Unidas encargados de supervisar la minería en aguas profundas, ninguna empresa submarina debería comenzar a minar en los próximos años

Nauru le ha pedido a la Autoridad Internacional de los Fondos Marinos (AIFM), un cuerpo de la ONU que supervisa el fondo de los océanos, acelerar las regulaciones que regirán la minería en aguas profundas.

Ha activado una subcláusula a la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar que permite a los países apretar un «gatillo» acelerador de dos años si sienten que las negociaciones van demasiado lentas.

Nauru, que está asociada a una empresa minera llamada DeepGreen, sostiene que tiene el «deber con la comunidad internacional» de hacer este movimiento para ayudar a alcanzar la «certeza regulatoria».

Dice que es el país que más perderá con la llegada del cambio climático, por lo que quiere fomentar el acceso a las pequeñas rocas conocidas como nódulos que se encuentran en el lecho marino.

Esto ocurre porque los nódulos son ricos en cobalto y otros metales valiosos que podrían ser útiles para baterías y sistemas de energía renovable en la transición hacia una economía libre de combustibles fósiles.

Fuente> bbcmundo