El sindicato acude a pagar de la reserva ante paro en Grandes Ligas

El sindicato de las Grandes Ligas se preparó para un escenario de guerra a larga escala como la que declaró la MLB el lunes cuando anunció que está dispuestas a que se pierda un mes de la temporada regular al no alcanzar un nuevo acuerdo colectivo.

Desde 2018 el gremio de peloteros (MLBPA en inglés) no reparte los ingresos por publicidad colectiva que corresponde a cada jugador, almacenando para tener una mayor caja, y la forma en cómo ha comenzado a repartirlo es una señal.

DL confirmó con varios jugadores dominicanos que el mes pasado a cada pelotero que apareció en roster de 40 en 2021 se le dio la opción de recibir cheques por US$5,000 y para marzo también. Una cifra que puede parecer pequeña para aquellos que devengan siete dígitos, pero lo cierto es que de los 1,447 que aparecieron en nómina hubo 920 (el 63%) que ganó menos de un millón antes de impuestos.

Para el primero de abril el pago subirá a US$15,000. El dinero sale de un fondo de US$178,5 millones que la MLBPA acumuló por acuerdos como el de Fanatics, que sustituyó a Topps como el proveedor de postalitas oficiales.

El pago de febrero y marzo le habría costado al sindicato unos US$6 millones por mes y el de abril llegará a los US$18 MM, por lo que todavía tendrían una reserva grande para “resistir” con el grueso de jugadores de sueldo mínimo.

De hecho, ayer se filtró la información de que el MLBPA tiene contratada instalaciones en Mesa, Arizona, para que los jugadores puedan comenzar su preparación mientras los ejecutivos continúan en las negociaciones.

¿Hasta cuándo?

Pero es un sacrificio que cuesta creer por qué tiempo podrá el sindicato mantener la calma entre sus miembros.

Un reporte de The Associated Press estima que cada día de juegos cancelados resultaría en un salario colectivo perdido de US$20.5 millones para los jugadores basado en los US$3,800 MM que cobraron en 2021 con un calendario de 186 días. Max Scherzer perdería US$232,975 por cada día perdido y Gerrit Cole US$193,548.

Un jugador con el mínimo propuesto por la MLB de US$630,000 perdería US$3,387 por cada día que no esté en nómina y US$4,167 bajo la oferta del sindicato de un mínimo de US$775,000.

Joey Gallo bromeó con un tweet donde anuncia que abrió una cuenta en LinkedIn, la red para poner en contacto a empresas con empleados. Bryce Harper subió un montaje en Instagram con un uniforme del equipo japonés Gigantes de Yomiuri colocando el usuario del club nipón.

Jameson Taillon fue más directo con un tweet donde explica cómo ve la actuación de los dueños.

“Los jugadores están acostumbrados a sus “amenazas”. Las acciones de los propietarios han dejado en claro todo el tiempo que tienen un conjunto de juegos en los que aún obtienen ganancias/obtienen dinero de TV. No quieren jugar. Es triste que estos sean los tipos que impulsan la dirección y el “futuro” de nuestro increíble deporte”, escribió el lanzador de los Yanquis.Si bien el seguro médico expiraría después del 31 de marzo para los jugadores, el sindicato pagaría los pagos de COBRA para continuar con su cobertura.