Estudiante de Nueva Jersey murió tras caer en un vertedero de basura

Una estudiante de la universidad de Penn State, Pensilvania, oriunda de Nueva Jersey, cayó 11 pisos por un conducto de basura en el edificio de apartamentos donde vivía tras supuestamente haber tenido una mala reacción al consumir una droga no especificada.

Los restos de Justine Gross, de 19 años, fueron hallados el viernes pasado cuando un transportista de basura vació su carga en un vertedero, informó la madre de la fallecida a NJ.com el jueves.

Francoise Gross afirmó que su hija cayó desde el conducto de basura a un contenedor donde vivía en Beaver Terrace Apartments, ubicado a una cuadra del campus universitario en Pensilvania.

Detalló la madre que los compañeros de cuarto de Justine le dijeron que su hija había conocido a un joven dos días antes de su muerte, y le dio un “humo” que influyó para que cayera.

Se cree que el hombre que conoció Justine también era estudiante en de la universidad, pero vive en el séptimo piso del edificio, y tras el testimonio de la madre, el sujeto le proporcionó una droga que motivó a la joven a correr al piso superior y dar el salto mortal.

“Él dijo, de forma un tanto casual ‘ella bajó y le di un cigarrillo’. Dijo que tuvo una reacción muy mala, pánico, o lo que sea, y que estaba tratando de llevarla de regreso a su apartamento en el décimo piso”, acotó Francoise.

Sin embargo, la policía de State College le informó que la muerte de Gross pareció ser accidental, aunque estas afirmaciones no convencen a la madre de Justine.