Gobernador demócrata Phil Murphy asumió liderazgo en cerrado conteo electoral en Nueva Jersey; candidato republicano no acepta la derrota

Al contarse ya 90% de los votos emitidos para la gobernación de Nueva Jersey, el demócrata Phil Murphy recuperó terreno y se colocó en ruta a ser reelecto (50.2%), mientras el republicano Jack Ciattarelli bajó a un cercano segundo lugar (49%).

La diferencia entre ambos era de menos de 30,000 votos, destacó CNN, cadena que proyectó el triunfo de Murphy, diciendo que el gobernador “sobrevivió por poco a una carrera más reñida de lo esperado que se prolongó mucho más allá del día de las elecciones”.

Ciattarelli no ha admitido la derrota. “Con los candidatos separados por una fracción de un por ciento de 2.4 millones de boletas emitidas, es irresponsable por parte de los medios hacer esta llamada (triunfo de Murphy) cuando el Secretario de Estado de Nueva Jersey ni siquiera sabe cuántas boletas quedan por contar”, fue el último comentario anoche en Twitter de su vocera Stami Williams.

El retador Ciattarelli lideraba sorpresivamente por estrecho margen (49.78%) los conteos la noche del martes, a pesar de que las encuestas daban como un hecho la reelección del demócrata Murphy, quien tenía 49.48% de los votos, con 88% del escrutinio, informó The New York Times, el principal diario del país. En ese estado, ningún gobernador ha sido reelecto en los últimos 40 años.

La mañana de ayer Ciattarelli mantenía una ventaja de apenas 1,200 votos en la contiendaEn ese momento había un empate estadístico y alrededor de 700,000 votos anticipados y por correo aún por contabilizar, destacó NorthJersey.com. El multimillonario Murphy ha sido un gran aliado de los inmigrantes, promoviendo entre otros beneficios el acceso licencias de conducir.

Sólo dos gobernaciones estaban en juego en las elecciones del martes: Nueva Jersey y Virginia, donde sorprendió el triunfo del republicano Glenn Youngkin (50.9%), un empresario sin experiencia política que se enfrentaba al ex gobernador demócrata Terry McAuliffe (48.4%). El resultado se consideró un revés para el mandatario Joe Biden, quien la semana pasada visitó la región para apoyar a McAuliffe, seguido días después por la vicepresidenta Kamala Harris.

“Murphy prevalece en Nueva Jersey, evitando una segunda pérdida demócrata importante”, tituló The New York Times esta madrugada. Harris estuvo a principios de octubre en ese estado junto a Murphy y el viernes en Virginia, donde pidió votar por McAuliffe, haciendo clara referencia al impacto que ello tendría en las próximas elecciones legislativas de 2022 y presidenciales de 2024.

eldiario