Gobernadora Hochul anuncia millonaria inversión en organizaciones comunitarias para luchar contra la violencia

n medio del auge de la criminalidad en diferentes puntos de la Ciudad de Nueva York y en todo el estado, que casi a diario está cobrando nuevas víctimas por armas de fuego, la gobernadora, Kathy Hochul, anunció la inversión de más de 13.6 millones de dólares en organizaciones comunitarias que luchan contra la violencia en comunidades que han experimentado aumentos significativos en tiroteos y delitos.

La iniciativa de la mandataria, que fue revelada durante la visita que Hochul hizo a la organización CAMBA (Brownsville In, Violence Out) en Brooklyn, que trabaja con interruptores de violencia, asignó los fondos para luchar contra la violencia armada, ayudar a las víctimas y sobrevivientes y a comunidades vulnerables; $9.1 millones serán administrados por la División de Servicios de Justicia Criminal (DCJS) para que organizaciones sin fines de lucro y hospitales puedan continuar financiando la labor de interruptores de violencia y trabajadores sociales para reducir la violencia armada.

“Cada ser humano tiene el derecho de vivir en seguridad y no con miedo”, dijo la Gobernadora, quien explicó que a través de la mediación, la mentoría y el compromiso comunitario se puede abordar de manera más efectiva el trauma de las víctimas de la violencia y ser agentes de interrupción de acciones con armas. “La violencia está siendo una pandemia y tenemos que hacer algo para frenar su transmisión (…) tenemos que financiar más programas”.

a mandataria estatal dijo que para prevenir y reducir la violencia armada en todo el Estado se triplicará la inversión en respuestas comunitarias, se invertirá en capacidades de aplicación de la ley para resolver delitos con armas de fuego y en la creación del Grupo de trabajo interestatal sobre armas ilegales, que incluye a nueve estados.

“Esta financiación fundamental impulsará los esfuerzos de los trabajadores sociales y trabajadores de la calle a medida que amplían los programas comprobados que interrumpen y reducen la violencia armada y brindan servicios y apoyo a las víctimas, familias, seres queridos y vecindarios que aún se están recuperando del trauma infligido por los tiroteos”, manifestó la Gobernadora. “Vamos a unirnos y dedicar todo lo que tenemos para poner fin a esta crisis de salud pública para que nuestras comunidades puedan ser seguras para todos los neoyorquinos”.

La líder demócrata explicó que de la nueva inversión, $2 millones serán para fondos de la Ley de Intervención contra la Violencia Comunitaria otorgados a una organización sin fines de lucro de Queens y $2.5 millones para la Oficina de Prevención de la Violencia Armada dentro del Departamento de Salud del Estado para financiar el análisis de datos, la coordinación interinstitucional y la conciencia pública.

La comisionada de la División de Servicios de Justicia Criminal, Rossana Rosado, destacó que invertir en organizaciones comunitarias que luchan contra la violencia y ayudan a víctimas de acciones con armas, son muy efectivas y urge seguir por ese camino.

“Desde el otoño pasado, cuando la gobernadora Hochul anunció fondos de emergencia para reducir la violencia armada, nuestros equipos de extensión callejera e interrupción de la violencia armada en todo el estado han ayudado a producir resultados reales para reducir la violencia armada. Sin embargo, se necesita hacer más”, dijo la funcionaria. “Esto nos permitirá ampliar, mejorar y apoyar mejor estos esfuerzos, a medida que nuestros socios en todo el estado continúan con su trabajo extraordinario, valiente y crítico en el terreno, para ayudar garantizar que todos los neoyorquinos puedan vivir en paz y seguridad”.

Con los fondos tambien se busca traer más trabajadores que se sumen a las labores de las organizaciones, al igual que dar mayor respuesta a crisis, tener más administradores de casos, trabajadores de extensión y trabajadores sociales. Tambien ofrecer servicios legales, intérpretes y consejería de salud mental, y un fondo de emergencia para atender las necesidades inmediatas de las víctimas.

Elizabeth Cronin, directora de la Oficina de Servicios a las Víctimas advirtió que la violencia con armas produce “efectos dominó” que se extienden más allá de las personas a las que les disparan, causando que familias y vecindarios enteros sufran pérdidas y trauma.

“Estamos orgullosos de apoyar a las organizaciones sin fines de lucro a través de los fondos de la Ley de Intervención de Violencia Comunitaria y agradecemos al Gobernador Hochul por su continuo liderazgo en este tema crítico”, dijo la activista.

¿Cómo se distribuirán los fondos entre las organizaciones seleccionadas?

  • Brownsville Think Tank Matters (Brooklyn): $75,000
  • CAMBA (Brownsville In, Violence Out-Brooklyn): $120,000
  • CCI (RISE/Brooklyn, Save Our Streets/Bronx, and Neighborhood Safety Initiatives/Harlem): $420,000
  • The Central Family Life Center (Staten Island): $136,800
  • East Flatbush Village (Brooklyn): $120,000
  • Elite Learners (Brownsville, Prospect Lefferts Gardens, Brookdale Hospital, Kings County Hospital): $660,000
  • Garden of Gethsemane Ministries (Harlem): $50,000
  • Gateway Community Empowerment (Brooklyn): $36,000
  • Jewish Community Center of Greater Coney Island: $175,695
  • LIFECamp (Community-based Program/Queens and Jamaica Hospital): $240,000
  • Northwell Hospital (South Shore University Hospital, Cohen Children’s Medical Center, Staten Island University Hospital): $557,500
  • Guns Down, Life Up (NYC Health + Hospitals/Lincoln): $191,382
  • Kings Against Violence Initiative (Kings County Hospital): $180,000
  • Southside United (Brooklyn): $92,000
  • Street Corner Resources (Community-based Program/Harlem and Harlem Hospital): $300,000
  • Urban Youth Alliance International (Bronx): $156,975
  • eldiario