La mujer de California que se comió 32 rollos de sushi en un buffet y fue llevada de urgencia al hospital

Danielle Shapiro, de 24 años de edad, quería aprovechar al máximo los $50 dólares que gastó en un buffet de sushi “todo lo que puedas comer”, en el restaurante Sushi 85 en Mountain View, California, el mes pasado.

Sin embargo, después de darse un enorme gusto de comida, incluidos 32 rollos de sushi, no se sintió del todo bien, por lo que sospechó que tal vez había cruzado los límites, y los doctores lo confirmaron.

Después del atracón, Shapiro fue trasladado de urgencia a la sala de emergencias con fuertes dolores de estómago. Ahí fue donde le diagnosticaron la enfermedad de reflujo gastroesofágico, comúnmente conocida como reflujo ácido.

Desde entonces, su advertencia a los amantes del sushi se ha vuelto viral con más de 11.4 millones de visitas.

Todo lo que puedas comer de sushi salió mal…”, subtituló una instantánea. En un video compartido el 22 de diciembre, dio más detalles sobre su experiencia.

“Soy una gran fanática del sushi. Me gusta comerlo un par de veces al mes si tengo suerte”, dijo Shapiro, y agregó que había planeado un viaje para cenar comida japonesa con una amiga. “Ambas estábamos ansiosas por la ‘experiencia de sushi de todo lo que puedas comer‘”.

Nuestra cena duró unas dos horas porque estábamos tan llenas que teníamos que tomar descansos”, agregó. Comenzó con sopa de miso, cuatro gyozas y jalapeños. Luego pasó a ocho rollos de dragón verde, ocho rollos de nieve, ocho rollos de California, ocho rollos de wakame y una porción de edamame.

Shapiro reveló lo que pasó después de su monstruosa comida. “Inmediatamente después de la cena estábamos tan llenas que tuvimos que sentarnos en mi automóvil durante unos 30 minutos antes de conducir a casa”, dijo. “Mi estómago se sentía muy firme por todo el sushi y probablemente el arroz que se expandió en mi estómago”.

Fue a la casa de su pareja para tratar de dormir. “Esa noche me fui a dormir a la casa de mi novio y tenía el peor dolor de estómago, ¡pero no pensé mucho en eso ya que había comido mucho! No soy una persona madrugadora, así que cuando me desperté alrededor de las 6 de la mañana del día siguiente supe que algo andaba mal”, dijo.

Agregó: “Mi estómago y mi pecho tenían un dolor intenso y era difícil respirar profundamente”. Según los informes, su novio y su abuela la llevaron al hospital, donde le diagnosticaron reflujo ácido y le administraron medicamentos para aliviar su dolor.

ELDIARIO