NYC elimina mandato de máscaras en escuelas públicas y pruebas de vacunas contra el COVID-19 en restaurantes y teatros

Las autoridades de la  Ciudad de Nueva York anunciaron este viernes el fin del mandato de mascarillas en todas las escuelas públicas y la eliminación de la regla que obliga a los restaurantes, teatros, gimnasios y sitios nocturnos a pedir una prueba de vacunación contra el COVID-19 a sus clientes.

Este cambio sustancial en las políticas de control pandémico entrarán en vigencia el próximo lunes 7 de marzo, en un momento en que la tasa promedio de infección en los cinco condados de la Gran Manzana está aplastada en un 1.8%.

“Hace dos años, la ciudad de Nueva York fue el epicentro de la pandemia. Gracias a que los neoyorquinos se vacunaron y recibieron refuerzos, hemos logrado un progreso tremendo”, refirió el alcalde Eric Adams desde Times Square.

El mandatario destacó que no se ha “vencido del todo” al coronavirus, pero alertó que con base a datos científicos se han tomado decisiones que permiten a los neoyorquinos disfrutar su ciudad y atraer nuevamente a millones de turistas.

“Continuamos recuperándonos y reconstruyendo nuestra economía”, acotó.

¿Cuáles con los cambios en las escuelas?

Estos anuncios no significan que en los entornos escolares se abandonan todos los protocolos de protección, pues continuarán todas las demás las estrategias de prevención como el distanciamiento social, las pruebas de descarte y el monitoreo del personal o alumnos que se sientan enfermos.

Además, se seguirán exigiendo máscaras para todos los planteles con niños menores de 5 años, un segmento de la población que aún no es elegible para la vacuna, incluidos los programas contratados por el Departamento de Educación de la Ciudad de Nueva York (DOE) con niños de 3 y 4 años. Así como aulas de 3k y 4K en las escuelas del distrito escolar de NYC.

“Mucha gente ha exigido que se elimine la protección facial, sin excepción, para todos los niños, pero no es lo que la ciencia nos está diciendo. Mucha gente se queja, pero prefiero eso, a que haya la posibilidad de perder a niños menores de cinco años, que no tienen todavía acceso a la vacuna”, subrayó el mandatario municipal.

Entre tanto, el comisionado de salud de la ciudad de Nueva York, Dave Chokshi, cuyo cargo está llegando a su fin, calificó la eliminación de las restricciones como un “día importante”.

“Todavía tenemos más trabajo por hacer, para garantizar que aún más neoyorquinos se vacunen, en particular nuestros niños”, sostuvo.

Aunque hay opiniones divididas sobre el fin del mandato de vacunación que impactará a más de 1,700 planteles escolares y cerca de un millón de alumnos la semana que viene, el presidente de la Federación Unitaria de Maestros (FUT), Mike Mulgrew, consideró la decisión como “responsable”.

“Tanto las pruebas para llevar a casa como las pruebas aleatorias en la escuela, no mostraron un aumento después de las vacaciones y colocaron la tasa de infección en menos del 1 por ciento. Esta es la manera responsable y reflexiva de hacer nuestra próxima transición”, destacó el líder gremial.

ELDIAIRO