Racismo y discriminación, un mal endémico de Estados Unidos

Por: Nicolás Santos/ Director
Así como hemos expuesto en otros temas relacionados con el racismo en los Estados Unidos. De nuevo el fantasma de este mal endémico como lo llamé en varios programas de nuestro canal de YouTube, sigue permeando a los seres humanos en este país. 
Y traigo a colación el caso de George Floyd, donde un oficial de la policía de Aquí, estranguló con su pie en el cuello, mientras se origina la detención de éste supuestamente porque desobedeció la autoridad.
Otro caso también muy mencionado es el de Jacob Blake, el del afroestadounidense baleado por la espalda por la policía que reencendió las protestas en Estados Unidos, por tan solo mencionar dos casos.
El caso que nos ocupa
Carmen Rosario, mi esposa y Fernando Santos, nuestro hijo, quienes fuera víctima de discriminación racial solicitó a través de una appointment Scheduling, con todo el procedimiento de ley, tomar el examen para optar por la licencia de conducir en el estado de New Jersey.
Cumpliendo con su cita del día, se presentaron a las oficinas ubicada en la 5000 Hadley road South Plainfield, NJ 07080 a recibir el examen correspondiente y allí, sin mediar, un individuo de color negro la recibió y le presentaron las documentaciones de lugar y este a regañadientes con una actitud pedantesca y prepotente la emprendió hacia ellos y se negó rotundamente a recibir los documentos porque supuestamente necesitaba un permiso.
Los dominicanos viendo la actitud retrógrada del sujeto que, desde el principio se mostró renuente a recibir las informaciones, sin ningún tipo de razón, no recibieron el examen teórico válido para optar por la licencia de conducir. 
En suma, el empleado no le  dio la santa gana de recibir los documentos y los dominicanos no tuvieron otra opción de irse con el rabo entre las piernas, humillados, vejados, maltratados, discriminados y lleno de impotencia porque no pudieron resolver lo de la licencia.
Y lo bueno del caso es que nadie de los encargados de esa oficina dio la cara, fue una situación de muy mal gusto, donde un simple empleado no quiso atender a los hispanos y de que forma atendieron a otros de color blanco, que gran vaina esta discriminación racial desmedida.
Todos los días en este país cientos de hispanos reciben maltratos de discriminación racial, un mal endémico nativo de esta gran nación que jamás podrán superar.