Rusia y Ucrania: sospechan que el multimillonario ruso Roman Abramovich fue envenenado durante negociaciones de paz

REPORTAJE

El multimillonario ruso Roman Abramovich sufrió síntomas de lo que se sospecha podría ser un envenenamiento durante conversaciones de paz en Kiev a principios de este mes, aseguran fuentes cercanas al empresario.

Según los informes, el propietario del club de fútbol inglés Chelsea, quien ya se ha recuperado, sufrió dolor en los ojos y descamación de la piel.

También se dijo que dos negociadores de paz ucranianos se vieron afectados.

El diario estadounidense The Wall Street Journal informó que el presunto envenenamiento fue orquestado por la línea dura en Rusia que quería sabotear las conversaciones de paz.

Fuentes citadas por el periódico aseguraron que las condiciones de Abramovich y de los negociadores ucranianos, incluyendo al parlamentario Rustem Umerov, habían mejorado desde el incidente del 3 de marzo.

El multimillonario ruso Roman Abramovich sufrió síntomas de lo que se sospecha podría ser un envenenamiento durante conversaciones de paz en Kiev a principios de este mes, aseguran fuentes cercanas al empresario.

Según los informes, el propietario del club de fútbol inglés Chelsea, quien ya se ha recuperado, sufrió dolor en los ojos y descamación de la piel.

También se dijo que dos negociadores de paz ucranianos se vieron afectados.

El diario estadounidense The Wall Street Journal informó que el presunto envenenamiento fue orquestado por la línea dura en Rusia que quería sabotear las conversaciones de paz.

Fuentes citadas por el periódico aseguraron que las condiciones de Abramovich y de los negociadores ucranianos, incluyendo al parlamentario Rustem Umerov, habían mejorado desde el incidente del 3 de marzo.

Análisis de Frank Gardner, corresponsal de Seguridad de la BBC

En la noche del 3 de marzo, Roman Abramovich y los negociadores de paz ucranianos se reunieron en Kiev, justo en el corazón del territorio ucraniano. Lo que sucedió después es muy misterioso.

Más tarde esa noche, tres de ellos, según el sitio web de investigación Bellingcat, sufrieron síntomas de intoxicación por agentes nerviosos.

Tenían la piel inflamada, los ojos irritados y un fuerte dolor detrás de los ojos, síntomas que duraron toda la noche.

Ninguno de ellos había comido nada más, según Bellingcat, que chocolate y agua.

Los especialistas en sustancias químicas examinaron este caso y concluyeron que creen que fue intencional.

Pero no tenemos idea de quién lo hizo. No hay reivindicación de responsabilidad.

Inevitablemente, la gente se preguntará si esto fue obra del GRU, el servicio de inteligencia militar de Rusia. Gran Bretaña concluyó que el GRU había sido responsable por el envenenamiento por novichok en Salisbury en 2018.

En Rusia reina el silencio y no hay ningún tipo de evidencia para señalar a un culpable.

Al parecer, alguien quería enviar una advertencia a quienes participan en las conversaciones de paz. Esta no era una dosis letal, sino un aviso.

La sugerencia hecha por un funcionario estadounidense anónimo de que los factores ambientales tenían la culpa es extraña.

Nadie más se vio afectado por estas afecciones médicas muy graves que, según concluyeron los investigadores de Bellingcat, fueron el resultado del uso intencional de un agente químico.

Sería poco sorprendente que EE. UU. quisiera rechazar las sugerencias de que alguien, especialmente Rusia, haya usado un agente químico en Ucrania, ya que esto podría empujarlos a tener que tomar las represalias que han sido tan reacios en tomar.

BBCMUNDO