El actor Jim Caviezel consagra su vida y su carrera a María, en Medjugorje

Jim Caviezel, estrella de la película La pasión de Cristo de Mel Gibson, recientemente le rindió homenaje a la Virgen María, atribuyendo su éxito profesional a su intercesión. Dio un discurso en la «Hora Santa Eucarística por la paz mundial a través de la intercesión de la Madre de Todas las Naciones» el 1 de junio en Ámsterdam. El evento fue organizado por la arquidiócesis de Haarlem-Amsterdam.

En su discurso, Caviezel dijo que tuvo la inspiración de llevar consigo un rosario de su familia para ir a una entrevista con el director de Hollywood, Terence Mallick, con la idea de ofrecerle este rosario a la mujer que le abriera la puerta, la esposa de Mallick. Muy emocionada, ella le dijo que ese día había rezado para tener un nuevo rosario. Según Caviezel, este encuentro se debió a la intercesión de María: es precisamente la Virgen quien le obtuvo su papel en The Thin Red Line (“La delgada línea roja”), película dirigida por Mallick y que recibió un premio de la Academia.

Una señal todavía más poderosa llegó cuando Jim Caviezel recibió una llamada de Mel Gibson, quien buscaba a un actor de 33 años con las iniciales «JC» para interpretar a Jesucristo en su película sobre la Pasión. “¿Fue una coincidencia? —preguntó el actor al auditorio— ¡No lo creo!”.

Antes de rodar La pasión de Cristo, Caviezel fue a Medjugorje, un lugar de apariciones marianas (aún no oficialmente reconocidas) en Bosnia-Herzegovina, para dedicar su vida y su carrera a la Santísima Virgen María. “Filmar La pasión de Cristo me ha acercado aún más a Nuestra Señora”, dijo al auditorio en Ámsterdam. “Cuanto más cerca vives la pasión de Jesús, más entiendes la compasión de María”.

Fuente: Juan Rafael Pacheco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *