Hasankeyf: por qué uno de los lugares habitados más antiguos del mundo quedará sumergido bajo el agua en unos meses

Es uno de los pueblos habitados por seres humanos más antiguos del mundo.

Cuevas, iglesias y tumbas, algunas de 12.000 años de antigüedad, sobreviven en Hasankeyf, un pueblo turco que ha sido parte de Mesopotamia, el Imperio Bizantino y el Otomano, aunque se calcula que surgió mucho antes que todo esto, en la Edad de Bronce.

Pero su final ha llegado, y no de la mano del cambio climático o del tiempo. Después de décadas planeándolo, y a pesar del rechazo de sus habitantes, ya es una realidad: el gobierno turco comenzará a inundar este asentamiento para convertirlo en una gran presa.

La presa Ilisu es parte de un plan gubernamental diseñado en 1970 que tiene el objetivo de desarrollar el sureste de Turquía con la construcción de una veintena de presas y 19 hidroeléctricas, según informó el Ministro de Industria y Tecnología de ese país euroasiático.

El objetivo, según ha reiterado el gobierno, es enfrentar la desigualdad entre esa parte del país y otras regiones, y al mismo tiempo reducir la dependencia de la importación de energía.

El gobierno dio como fecha límite octubre, y los habitantes saben que las aguas comenzarán a subir de un momento a otro, por lo que aquellos que han sido beneficiados con la entrega de una casa han comenzado a mudarse al nuevo asentamiento, aunque no todos tuvieron la misma suerte.

El proyecto ha recibido un fuerte rechazo por parte de los habitantes, pero también de arqueólogos, historiadores y defensores del patrimonio cultural que yace en este pueblo a las orillas del Tigris.

El movimiento para detener la construcción de la presa liderado también por ambientalistas obtuvo una efímera victoria cuando las instituciones europeas que iban a pagar el proyecto retiraron sus fondos.

Pero un año después, los bancos turcos pusieron a disposición del gobierno millones de dólares de préstamos y el proyecto siguió adelante.

El desahucio de miles de familias también ha generado gran indignación. Con la etiqueta en Twitter #SaveHasankeyf, varias personas han posteado fotos y videos de la tragedia.

Fuente: BBC MUNDO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *