!SE OYE! Los catorce sacerdotes que atentaron contra la fe de la Iglesia en el país

Jozef Wesolowski, Meregildo Díaz, Elvin Taveras Durán, Javier Occi Reyes, el “padre Johnny”, Alberto Gil, Miguel Bienvenido Florenzán Ulloa… estos son solo algunos de los nombres que figuran en la lista de por lo menos 14 sacerdotes que con sus acciones han atentado contra la fe de la Iglesia en la República Dominicana.

Las historias dan escalofrios. Desde 2005 hasta la fecha, la prensa ha reseñado relatos de seducciones y abuso de confianza contra la feligresía que han terminado en violaciones sexuales de niños, adolescentes y mujeres, además de asesinatos sangrientos que conmocionaron a toda la sociedad.

Aunque en muchos de los casos ha habido condenas, hay varios de los curas que quedaron en libertad por investigaciones débiles, que no pudieron ser sustentadas en los tribunales. Sin embargo, por las gravedad y cantidad de denuncias, fueron desvinculados de la Iglesia

A finales del mes pasado fue condenado a 10 años de cárcel Miguel Florenzán Ulloa por agredir sexualmente al joven Víctor Rafael Mañón Arias. Acción ocurrida cuando la víctima era un adolescente y estudiaba en el Colegio Agustiniano, cuando Florenzán Ulloa era el director.

Según la acusación, el sacerdote cometía los abusos en el colegio, fuera de ahí y también en el extranjero. Aunque fue condenado por un solo caso, hubo denuncia de que cometió abusos contra varios menores desde el 2009 hasta el 2015 en La Vega.

Aleycer Vivas Ortiz

El jueves de la semana pasada la Corte de Apelación de San Cristóbal ratificó la prisión al sacerdote Aleycer Vivas Ortiz, acusado de agresión sexual contra una niña de tres años que estudia en la Escuela Parroquial Santa Rita. El religioso venezolano dirigía el centro educativo desde febrero de este año.

Elvin Taveras Durán

En febrero de este año condenaron a 30 años de prisión al expárroco Elvin Taveras Duran, quien fue encontrado culpable del brutal asesinato a martillazos y puñaladas del monaguillo de 16 años de edad, Fernelis Carrión.

El hecho ocurrió en octubre del 2017 y estremeció a la sociedad. El cura cometió el crimen en su casa y luego, para tratar de ocultar el crimen, abandonó el cuerpo en unos matorrales.

José Altagracia Rosario

En octubre del 2018 le impusieron prisión preventiva al suspendido sacerdote José Altagracia Rosario González, acusado de agresión sexual contra una menor de edad. El suspendido cura habría incurrido en agresión sexual contra una adolescente de 15 años de edad en abril del 2017. Según el Ministerio Público, los acercamientos con la menor se produjeron en varias ocasiones, durante dos años.

Javier Occi Reyes

En marzo del 2017, un tribunal del Distrito Nacional sentenció a cumplir 5 años de prisión e impuso una multa de 50 mil pesos, contra el exdiácono Francisco Javier Occi Reyes, hallado culpable de agresión sexual contra un adolescente de 15 años.

El hecho ocurrió el 8 de mayo del 2016 en el monumento de Fray Antón de Montesinos, ubicado en la avenida George Washington de la zona colonial. Según el Ministerio Público, el condenado aprovechó el estado de vulnerabilidad de la víctima y le ofreció mil pesos a los fines de que le mostrara sus partes íntimas y en ese momento procedió a agredirlo sexualmente.

El condenado es reincidente. En el 2013 el Cuarto Tribunal Colegiado del Distrito Nacional lo condenó a 5 años de prisión, con una suspensión condicional de la pena en los últimos 2 años y 6 meses.

El padre Johnny

El 28 de agosto del 2013, un grupo de organizaciones y ciudadanos, encabezados por la Coordinadora de Mujeres del Cibao (CMC), denunciaron que el sacerdote Juan Manuel Mota de Jesús, “Padre Johnny”, párroco de la iglesia Catedral de San Pedro, había violado a varias niñas adolescentes.

Luego de iniciado un proceso en los tribunales, en septiembre del 2014 la fiscalía de Constanza archivó provisionalmente el expediente de acusación de violación sexual. En mayo del 2015, ratificaron el archivo. Sin embargo, en octubre del 2017, el sacerdote fue separado de la Iglesia por las denuncias en su contra.

Alberto Zacarías Cordero

En julio de 2012, el sacerdote Alberto Zacarías Cordero Liriano, fue sometido, suspendido y apresado, luego de que lo acusaran de violación sexual contra una menor de 15 años en Bonao. Supuestamente el religioso ofreció dinero a la familia de la víctima para evitar el sometiendo. Sin embargo, este sacerdote fue descargado en 2013 y posteriormente recibió otro descargo en octubre del 2015 por el Tribunal Colegiado de Bonao. Pertenecía a las iglesias San Pedro y San Pablo del sector San José, de Bonao, Monseñor Nouel.

Padre Alberto Gil

El sacerdote polaco Alberto Gil fue denunciado a finales de mayo del 2013 por la violación de por lo menos siete niños que tenía a su cuidado en la parroquia de Juncalito, Santiago de los Caballeros. Cuando el escándalo salió a la luz pública el religioso se fue a su país, pero fue atrapado. Un tribunal de Varsovia lo condenó a siete años de prisión en marzo del 2015. El exsacerdote tenía más de 87 mil fotos.

Wesolowski

Jozef Wesolowski estaba imputado de cinco delitos, entre ellos abuso sexual a menores, posesión de pornografía infantil, porte de una arma de fuego. Supuestamente abusó del por lo menos siete menores en el país durante su estancia desde 2008 a 2013.

El escándalo estalló tras un reportaje emitido en un canal de televisión en el que se aseguraba que Wesolowski supuestamente pagaba por mantener relaciones sexuales con menores en el país.

El 27 de junio de 2014, Wesolowski fue expulsado del sacerdocio tras un proceso canónico y el 22 de septiembre fue arrestado, aunque posteriormente fue puesto en libertad y con la obligación de no abandonar el Vaticano, donde murió en 2015 sin pagar por sus actos.

El padre Espinal

En julio de 2009, un tribunal del Distrito Nacional condenó a 15 años de prisión al sacerdote Domingo Espinal, por violar sexualmente a un menor de 14 años, en el sector El Invi, en la carretera Sánchez. Los jueces Alina Mora, presidenta, Evelin Torres y Ramón Atilas multaron al sacerdote con RD$100,000.

El cura había sido absuelto en una primera instancia en el año 2006, pero la familia de la víctima apeló la sentencia hasta lograr esta condena.

Obispo Príamo Tejeda

El obispo Príamo Tejeda, que hasta 1998 estuvo a cargo de la Diócesis Baní-San Cristóbal, fue acusado en 2007 de mantener en secuestro y sometido a violaciones sexuales a un hombre cubano, en Florida, Estados Unidos, según una publicación del portal Acento.

El caso también fue publicado por el periódico Herald Tribune, que explicó que el hombre, de 42 años y sólo identificado por las iniciales J.G., por asuntos legales, fue ayudado a salir de Cuba por el prelado dominicano en 2005, con la promesa ayudarle a conseguir un empleo y para que ayudara con algunas labores eclesiásticas. El hombre dijo que, bajo la amenaza de que lo haría regresar a Cuba, el obispo lo obligó a sostener relaciones sexuales, tanto en República Dominicana como en Florida.

Meregildo Díaz

El 28 de agosto del 2005, el sacerdote Meregildo Díaz fue condenado a 20 por complicidad en el asesinato del matrimonio de Joel Alexander Díaz Sarmiento y Yaniris Ruiz Sánchez. De acuerdo con las versiones de la Fiscalía, el sacerdote había mantenido una relación homosexual con Joel Díaz Sarmiento, y las cosas se complicaron el hombre decidió mudarse con su novia.

De acuerdo con las autoridades, Meregildo Díaz pagó una suma de dinero al sargento del Ejército, Valentín Vicioso de Jesús, condenado a 30 años de cárcel, para desaparecer a la pareja. Estos recibieron varios disparos, y luego cadáveres fueron colocados en tanques, les tiraron neumáticos, le rociado gasolina y se les pegó fuego.

Cirilo Antonio Núñez y Ramón Antonio Betances

En el año 2005, un grupo de sacerdotes y feligreses fueron acusados por la violación sexual de nueve menores. Los hechos se cometieron en el año 2004 en el “Hogar La Ciudad de los Niños, San Francisco Javier”, de San Rafael del Yuma, en Higüey.

Algunos de ellos, tres empleados de menor rango, murieron calcinados al incendiarse la cárcel de Higüey. Los sacerdotes Cirilo Antonio Núñez y Ramón Antonio Betances, quedaron libres. El diácono Rigoberto González Radial, cubano residente en Estados Unidos, responsable del albergue, falleció el 7 de enero del 2006 en una clínica de Santiago, según reportes de prensa.

Fuentes. Diario Libre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *