Abel, José Armando, Leonel, Danilo y Abinader

Abel, José Armando, Leonel, Danilo y Abinader

El Mirador

Por Luís Céspedes Peña

Leonel Fernández, quien fuera  Presidente de la República durante 12 años, ignoró que su liderazgo fue construido por sus seguidores obedeciendo a las instrucciones del líder auténtico, el fallecido  profesor Juan Bosch, el cual-junto al entonces jefe de Estado, doctor Joaquín Balaguer- le levantaron las manos en 1996, para hacerlo candidato y luego gobernante.

Así comenzó el liderazgo de Leonel. Pero Leonel no trabajó ese liderazgo. ¡Se fue con menos del 12 por ciento de la membresía peledeísta! Muchos son los que se preguntan: ¿Por qué Leonel, si no iba a ser el candidato presidencial de una gran alianza para combatir a su PLD, se fue?

Ahora, cuando a algún dirigente del sector del Partido Revolucionario Moderno (PRM), que siempre enfrentó al ex Presidente Fernández, que es el de Luis Abinader, se le pregunta sobre la alianza, dice que ésta es municipal, que no abarca la presidencial.  

Ese sector del PRM no quiere que se involucre a Leonel con la campaña presidencial de esa organización, porque teme que las mismas denuncias de supuestas corrupción que vinculados a ese grupo estuvieron haciendo en contra de Fernández Reyna, ahora se las repitan a ellos.

Hay que recordarles a los electores, que fue el sector del candidato presidencial del PRM, Luis Abinader, el que a través de la Marcha Verde, salía dirigiendo las protestas en contra del ex gobernante.

Y también organizó, por mucho tiempo,  las sentencias de los Tribules populares, “encerrando” a Leonel en la cárcel por supuesta corrupción en sus tres gobiernos.

 Y también hay que recordarle a Leonel y sus seguidores, que fue ese mismo grupo de Marcha Verde, que en Nueva York organizó una protesta, con consignas como esta: ¡Leonel, ladrón, sal de aquí, porque no te queremos!

Y no sólo eso, sino que el Buró Federal de Investigaciones (FBI), tuvo que rodear el edificio donde estaba alojado Leonel, para evitar una posible agresión.

Si bien es cierto que alrededor de Leonel hay personas que parece no están limpias en materia de corrupción, éste   parece que está pagando el costo político de lo que él no hizo.

Pero, fuera del poder, cometió muchas estupideces, como la de abandonar a su partido, que si por una u otra razón no era el candidato presidencial del 2020, le quedaban más años. Leonel olvidó que él era el líder, construido o no por su persona, pero lo era, lo que lo facultaba para negociar con el poderoso, inteligente y estratega Danilo Medina, hoy consolidado en su liderazgo.

La pregunta es: ¿Por qué Leonel no se sentó a negociar con el presidente Medina, una modificación constitucional para ser rehabilitado, no necesariamente para ser candidato del 2020, pero sí para ser opción luego, si lo deseaba.

Prefirió no hacerlo y abandonar al partido más poderoso del país, para ahora tener que estar recibiendo el desprecio de un sector del PRM, pero usándolo para tratar de ganar las elecciones municipales.  

Pero eso no quiere decir que Leonel se va a quedar con el  10 ó 12 por ciento que se llevó, sino que su equipo está trabajando para quedar en segundo lugar en las elecciones, no de Abinader, sino de Gonzalo Castillo, lo que de ocurrir, el ex Presidente de la República estaría desplazando al PRM.

Es por esa razón que el sector de Abinader está en pánico. Hay que admitir en los medios de comunicaciones, Abinader está bien “parado”, no así en la clase más pobre y en la alta, que suman mayoría de votos.

Y como los perremeístas saben que esa es la idea de Leonel, antes de que termine Febrero, ellos reiniciarán su campaña sucia en contra del ex gobernante, sin importar que es un aliado momentáneo. ¡Les dejo eso de tarea, para que les den seguimiento!

Hicimos una investigación entre 17 empleados del Ayuntamiento de Santiago, sin que ellos sospecharan que se trataba de eso, porque tampoco nos identificamos y aparentó ser una conversación normal. Esa investigación la hicimos en el Ayuntamiento Municipal, el Banco de Reservas del Edificio Presidente Antonio Guzmán, donde había 7 empleados cobrando, y  varias trabajadoras de las que limpian en las calles.

La investigación buscó saber si el alcalde Abel Martínez ya mandó a votar por el candidato presidencial Gonzalo Castillo o por Leonel Fernández, de la Fuerza del Pueblo.

La investigación arrojó que los 17 empleados manifestaron su total respaldo a las aspiraciones de Abel Martínez para continuar en la Alcaldía, pero éste, al día de hoy, no instruyó por quién votar a nivel presidencial, aunque sus empleados dicen que harán lo que el funcionario ordene.

Eso no quiere decir que Abel Martínez no está apoyando a Gonzalo Castillo del PLD, sino que el alcalde no sólo debe andar con el candidato del PLD, sino ordenar por quién votar. Eso quiere decir que Abel Martínez está construyendo un liderazgo nacional tipo “logia”, que sus seguidores hacen lo que él les ordene.

Y para que nadie dude de esta investigación, debemos decir que en el Banco de Reservas del Edificio Presidente Antonio Guzmán, uno de los investigados, sin él saberlo ni los demás que estaban presentes, dijo:

“Nosotros vamos a votar por el que nos está dando la comida, que es Abel, y por el candidato presidencial que él disponga”. Entonces falta que Abel Martínez instruya a sus seguidores votar por su candidato presidencial.

¡Abel tiene la palabra!

José Armando Tavárez, que es el rector del Instituto Tecnológico de Las Américas (ITLA), de una manera que casi cayó en la imprudencia, enfrentó al ministro de Administración Pública, Ramón Ventura Camejo, porque el primero quiere que se haga otro Ministerio para dirigir ese tipo de ciencia, cuando la idea es la reducir el número de instituciones haciendo la misma cosa, no solamente del área  educativa, sino de los sectores agua, construcciones, transporte y otros del Estado, como ya se está realizando.

Es verdad que esa reducción de instituciones públicas haciendo lo mismo, pero consumiendo grandes presupuestos económicos, es una idea del ministro Ventura Camejo, pero apoyada por el Presidente Danilo Medina.

 O sea, que la oposición del rector del ITLA, está dirigida a enfrentar al Presidente Medina, uno de los gobernantes más trabajadores que produjo el país, con transparencia, decidido en su apoyo a la agropecuaria, agroindustria, la industria, a las mujeres y jóvenes emprendedores a favor del desarrollo nacional, pero definido a enfrentar a aquellos que se oponen a su trabajo progresista. ¡Cuidado con eso, José Armando Tavárez!   

Ventura Camejo es un soporte para el mejoramiento de los servicios públicos y la modernización del Estado, con el apoyo del Presidente Medina. Debemos admitir que el rector del ITLA parece ser un “gallo de peleas”, porque enfrentar a uno de los líderes de la transparencia, la honestidad y el trabajo sin descanso por la eficiencia del Estado, como lo es el ministro Ventura Camejo, es atreverse mucho. Si soy yo, ya estuviera pidiéndole excusas al ministro Ventura Camejo.

 ¡Gracias por leernos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *