El consulado de NY no es para lavar tuercas

Pasadas las elecciones en la República Dominicana y tras ver y seguir los nombramientos para diferentes ministerios dados a conocer en una nueva modalidad (por Twiter) por el electo presidente Luis Abinader, es preocupante y digno de análisis por la sociedad civíl, especialmente por la diáspora dominicana residente en Nueva York, las aspiraciones y cabildeos de algunos correligionarios perremeistas (con todo derecho) que buscan dirigir el Consulado en esta urbe, lo que ha creado mucha espectativa en la comunidad que nunca la toman en cuenta al designar uno de los nuestro en esa dependencia diplomática.

Ya comienzan a sonar nombres de muchos “compañeritos” del partido que a partir del próximo 16 de agosto tomará las riendas del país, con la dirección de un hombre como Luis Abinader, que podría casarse con la gloria, tomando decisiones sabias e impactantes para la historia, no solo del joven partido, que asume por vez primera el gobierno, si no, al designar una persona probo en materia diplomática o en su defecto, que conozca las necesidades de nuestra gente y que ocupe tan importante delegación para polítiquear, apañamiento, figureo y maltrato a nuestra gente, como ha sucedido en los últimos años.

Entre esos nombres que comenzaron a sonar y que se han publicado en algunos medios de prensa, hay personas a los que se puede apostar a que harían un excelente trabajo por la comunidad y serían una digna representación del nuevo gobierno, allende los mares, sin ser diplomático (a) de carrera como debería ser, entre esos nombres sonoro hay una mujer, que si bien es cierto que Abinader, quiere darle una cuota de poder a las féminas, aquí tiene una oportunidad, no solo estaremos bien representados, si no que sería la primera mujer cónsul en la gran manzana.

Otros de los que buscan ocupar la dirección de la legación diplomática del 1501 de Broadway en el bajo Manhattan, son empresarios en el ramo de la mecánica automotriz, como si esa delicada dependencia, es para reparar carros o lavar tuercas, esto debe ser examinado seriamente por el presidente Abinader, el designado canciller y los asesores en esa materia, porque toda la diáspora estará vigilante a la decisión tomada en ese sentido.

Además, es sabido por todos que, consulados como el de Nueva York, Japón, Miami, actualmente hasta el de Haití, por solo mencionar algunos, son la golosina, que cualquier diabético quisiera tener, porque genera muchos “negocios” , (e$ un Botín) tanto para el gobierno de turno, como para el designado (a), que por el rumor generalizado, quien se perfila como nuevo incumbente es el ex secretario de agricultura Eligio Jaquez, un hombre que de ser así, no cogerá corte con ningún compañerito.

Lo que más anelamos del nuevo cónsul, sea quien sea, los dominicanos residentes en esta urbe, es la rebaja de los servicios consulares, algo que da pena y averguenza sus altos costos, a cualquier mortal, siendo nosotros los que más le aportamos anualmente al país.

Al presidente electo Luis Rodolfo Abinader Corona, que no abandone a esta provincia de la República y que sus asesores no le permitan que el consulado de Nueva York, no sea dirigido por lava tuercas, sino por una persona de la que todos nos sentiremos orgullosos y bien representados, porque esa dependencia diplomatica, es la cara del país.

1 pensamiento sobre “El consulado de NY no es para lavar tuercas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *