Gobierno y Austeridad

1 de 2

Por Rolando Hernández

No es una tarea sencilla, pero la austeridad para el gobierno que será juramentado el 16 de agosto próximo  puede ser  una realidad en la República Dominicana.

Desde su fundación en el año 1844, el Estado Dominicano ha estado sometido al derroche de los recursos públicos y más en una nación graves dificultades económicas.

Está demostrado que cuando se aplica la austeridad económica desde el gobierno se contribuye a la solución de múltiples problemas sociales.

¿Cómo el nuevo gobierno que dirigirá Luis Rodolfo Abinader Corona del Partido Revolucionario Moderno (PRM) puede fomentar y aplicar un plan de austeridad económica desde el Estado Dominicano?

Veamos las siguientes áreas que les pueden ahorrar millones de pesos a los contribuyentes dominicanos sin importar el lugar donde residan.

1-Reducción de la nómina del Estado. Esto implica el contrato de las personas necesarias para trabajar en la administración y la eliminación de las llamadas botellas. (Personas que reciben un salario sin desempeñar una  función pública ).

2-Reducción del personal diplomático. Usar solo el personal necesario.

3-Eliminación de los privilegios que reciben los Senadores y Diputados a través de la corrupta práctica del Barrilito y Cofrecito  que supera los mil millones de pesos dominicanos. Eso es insostenible para la economía del Estado Dominicano.

4-Eliminación de las exoneraciones a Senadores y Diputados. Ese dinero debe ser empleado en las necesidades de los dominicanos.

5-Eliminación de los gastos de representación para altos funcionarios. Esto implica la no asignación de tarjetas de crédito sin límites para su uso.

6-Eliminación de la publicidad Estatal que incluya a todas las instituciones públicas.

7- Limitar la salida al exterior de los funcionarios públicos. Esto implica actividades necesarias para el Estado. De lo contrario los funcionarios utilizarán su propio dinero para cubrir esos gastos.

8-Eliminación de las llamadas pensiones privilegiadas. Todo ciudadano debe acogerse a la ley de seguridad social.

9-Eliminación del llamado presupuesto complementario. Debe existir un solo presupuesto nacional de la Nación.

10-El uso de los vehículos del Estado solo para asuntos de Estado. Todos los funcionarios públicos al terminar su día de trabajo deben retornar a sus hogares en sus propios vehículos y sin escolta. Todo eso implica gastos económicos a los ciudadanos.

11-Eliminación de las posiciones de Secretarios sin Cartera. Posiciones no necesarias. No mas a ese premio político.

En fin de aplicarse las medidas de austeridad no solo contribuyen al buen uso de los recursos públicos, sino establecer un estilo de gobernar que de seguro ayudará  fortalecer la débil democracia dominicana. El gobierno del PRM puede hacer honor a la frase “El cambio que  queremos” que  repitió hasta el cansancio en la terminada campaña política. El autor es periodista, educador y escritor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *