Colectivo de Mujeres en Movimiento: Sus importantes aportes a la comunidad latina de NY

Nueva York está siempre en movimiento y cuando las personas, especialmente las mujeres, migran a esta ciudad lo hacen en busca de mejores oportunidades. En todo momento las mujeres siempre son las primeras en reaccionar y desempeñan un papel en la sociedad tan fundamental como su presencia en cualquier lugar.

Desde Impacto Latino conversamos con Mujeres en Movimiento, un colectivo de mujeres de la ciudad de Nueva York, quienes promueven la salud a través del ejercicio, el arte, las manualidades y con ello, transforman los espacios públicos en voces, contribuyendo en su empoderamiento dentro de su comunidad.

Mujeres en Movimiento nace a raíz de una historia personal que le sucedió a Verónica Ramírez quien es la líder del grupo. Ella nos cuenta que al nacer su hijo tuvo complicaciones y lamentablemente lo pierde, generando esto una fuerte depresión que la embargó por mucho tiempo. 

Cuando Ramírez realizaba visitas a la psicóloga, ésta siempre le recomendaba hacer ejercicio ya que realizar esta actividad física, en cierta medida, le ayudaría a mantener su mente despejada. En ese momento la primera opción que se le presentó fue la de asistir a un gimnasio, pero sus recursos eran limitados debido a la crisis económica por la que estaba atravesando, según nos relata.

Verónica, en su depresión, empezó a darse ánimo a sí misma porque tenía que salir adelante por su otra hija. Es ahí cuando se conecta, en el año 2011, con el ya desaparecido grupo que tenía por nombre Movimiento Inmigrante Internacional.

Al llegar a ese grupo, Verónica se conecta con la artista de origen cubano Tania Bruguera a quien le propuso realizar clases de ejercicio y, después de un tiempo, concretaron una idea dando inicio al proyecto. En un principio solo contaban con un retroproyector con el cual ponían vídeos de YouTube para hacer ejercicio al ritmo de danzas muy propias de los latinoamericanos. Poco a poco más compañeras se les fueron uniendo.

Al paso del tiempo, mientras el grupo iba creciendo, se empezaron a dar cuenta que el movimiento, el ejercicio y el baile iba más allá de estar saludable. Descubrieron que a través de estos se podía crear una comunidad unida y más fuerte, utilizando también el arte popular como una herramienta para salir adelante en este país y esta ciudad, “donde de repente nos sentimos excluidas de ciertos talleres, de ciertos programas y por qué no, rescatar las tradiciones de nuestros abuelos a través del bordado, de la costura, de la pintura, del baile…”, subrayó Verónica. 

Fuente, Impacto Latino

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *